Acupuntura y embarazo

¿Funciona o no la acupuntura para mejorar la fertilidad y las tasas de embarazo? Aún queda mucho por investigar pero existen diversos estudios realizados en centros de FIV de todo el mundo que demuestran que la acupuntura sí puede aportar algunas ventajas en este tipo de tratamientos.

Hoy en día se sabe que su práctica antes de una FIV puede aportar un efecto calmante y que durante el proceso de estimulación y después de las transferencias de embriones puede ayudar a mejorar el útero para la implantación.

Ahora bien, como os comenté en uno de mis primeros posts, a pesar de ser muy fan de la acupuntura también pienso que hay que mantener los pies en la Tierra. ¿A qué me refiero con esto? Pues que igual que los unicornios solo existen en las tazas de Mr. Wonderful, la acupuntura no es una medicina milagrosa.

Los únicos unicornios que conozco a día de hoy

Yo me animé a probarla cuando llevaba dos abortos consecutivos y un montón de pruebas que apuntaban a que nuestra causa de infertilidad era de origen desconocido. Leyendo por internet descubrí a la Dr. Lu y me pareció una súper buena opción. Además, coincidía que dos amigas mías conocían a dos chicas que también habían ido y habían conseguido el embarazo de forma natural tras haber pasado por varios tratamientos de FIV y darlo todo por perdido.

Recuerdo el primer día que fui, un poco escéptica pero con muchas esperanzas depositadas en este nuevo tipo de tratamiento. Ese mismo día me diagnosticaron de útero frío y me dieron una tabla de ejercicios y alimentos prohibidos que debía evitar durante la búsqueda del embarazo. Tenía tan claro mi objetivo que a pesar de ser un auténtico coñazo, me lo tomé a raja tabla. Así fue como dejé de tomar lácteos, plátanos, bebidas frías, helados, productos crudos y cada noche dedicaba 30 minutos a hacer los múltiples ejercicios que me habían pasado. Además cada semana iba una sesión de pinchazos que a veces me relajaba y otras no.

Mi útero según la medicina china

Tardé unos 4-5 meses en empezar a notar sus efectos pero reconozco que fue una pasada cuando dejé de sentir el dolor de regla que había estado acompañando desde la primera vez que me vino. Aun así, la Doctora me dijo que mi cuerpo aún no estaba preparado para quedarme embarazada y que tenía que esperar un poco más. También me insistió  en que los tratamientos de FIV no siempre funcionaban y que ella creía que podía conseguir el embrazo de forma natural.

Como no tenía miedo ni nada en volver a hacer otra transferencia y a fracasar en el intento, me aferré a estas palabras  como a un clavo ardiendo.

Aquí quiero parar un momento porque pienso que cometí varios errores:

  1. Creer que la acupuntura era milagrosa y la solución a mis problemas. Creo que hubiese tenido que informarme un poco más acerca de los porcentajes de éxito de los tratamientos de FIV vs los de acupuntura
  2. Esperar tanto al siguiente intento. Sobre todo porque una amiga mía también fue a tratarse allí y a pesar de que le dijeron que tampoco tenía el cuerpo preparado para el embarazo, resultó que en su primera visita ya lo estaba
  3. Pasar un poco de los deberes que me pusieron ya que eran bastante palo y además cada día me hacían recordar que no conseguía ser madre

Siguiendo con la historia, al final con el tema de la acupuntura me tiré 8 meses hasta animarme a hacer la tercera transferencia con la que por primera vez no conseguí el embarazo. Aun así, quise darle otra oportunidad y me tiré otros 5 meses más para hacer la cuarta transferencia que terminó en otro aborto. Fue en la quinta transferencia, la tercera desde que hacía acupuntura, con la que conseguí el embarazo de mis gemelos y que coincidió con que:

  1. Llevaba meses sin hacer los ejercicios y comiendo lo que me daba la real gana
  2. Bañándome en el cantábrico todos los días (otra de la prohibiciones por el tema del útero frío)
  3. Saltándome alguna que otra sesión de pinchazos

En conclusión y basándome en mi experiencia personal, sí creo que la acupuntura puede ayudar en el embarazo y volvería a ir al centro de la Dr. Lu pero no pondría tantas expectativas en este tipo de medicina. Probablemente muchas chicas hayan conseguido embarazarse de forma natural gracias a este tipo de tratamiento pero muchas otras no. Yo prefiero seguir basándome en las estadísticas y dejar los unicornios a Mr. Wonderful.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s