Todo el mundo se embaraza menos yo

¿Sabéis que en el año 2015 nacieron los primeros perros por Fecundación In Vitro? Yo por aquel entonces aún no estaba metida en el mundillo. Ni tan siquiera sabía en qué consistía todo esto. Solo había escuchado historias de amigos de los amigos de los amigos, de los… sí, amigos, que habían tenido problemas de fertilidad y habían hecho algún que otro tratamiento de reproducción asistida.

En mi entorno estas cosas no pasaban. Los que no se habían quedado embarazados sin buscarlo, lo habían conseguido a la primera. Es más, con solo mirarse, PUM, barrigote y otro bebé al mundo! Eso de que en España el 17% de las parejas tienen problemas de fertilidad y que el 80% lo consigue en 6 ciclos, digo yo que está mal. Bueno, esto o que mi entorno concentra el mayor porcentaje de fertilidad del país, ¡qué digo del país, del mundo!.

Y claro con estas referencias, uno no es consciente de lo difícil que puede ser conseguir el embarazo hasta que se pone en ello.  Y al cabo de un tiempo es cuando te das cuentas de varias cosas. La primera es que te has pasado años hormonándote para evitarlo y ahora hormonándote para conseguirlo. ¡Felicidades, estás a un paso de convertirte en un pollo del KFC!. La segunda es que los amigos que saben por lo que estás pasando quizás, solo quizás, no se quedaron a la primera, ni a la segunda…

Conclusión: las estadísticas puede que sí que estuvieran bien y sí amiga, formas parte de este 17%.

La buena noticia es que la ciencia está “muy” avanzada. Bueno, eso de MUY ya tendremos tiempo de discutirlo en otro post, pero sí avanzada. Lo que significa que hay probabilidades de conseguirlo. Aquí tendremos que jugar con 3 factores: la ciencia, las matemáticas y por supuesto tu billetera. Me sabe mal ser tan clara pero sin pasta el resto de factores no aporta nada a la ecuación. Bueno, a excepción de que tengas la suerte de conseguir hacer los tratamientos por la seguridad social. Si es así, entonces tendrás que sumar otro factor que no siempre juega a nuestro favor: el tiempo.

Así que ya lo sabes, tal como os comenté en mi primer post hay que aprender a jugar con los números tanto cuando empieces con los tratamientos como cuando sientas que eres la única persona de la faz de la Tierra que tiene problemas de fertilidad. Recuerda. No estás sola.

En mi opinión, es una lástima que hayan tantas mentirijillas y cuchicheo entorno a este tema. Tristemente, la gente que no ha pasado por todo esto, le encanta opinar sobre tu situación estés o no delante. De hecho, ya te darás cuenta, que mucha veces saben más que tú. Si no te quedas embarazas es porque estás nerviosa u obsesionada con el tema. Cuando te relajes, seguro que lo consigues. ¿Os suena este diagnóstico? Da igual que te hayas hecho mil pruebas y ni los médicos sepan tu causa de infertilidad.  Tu entorno sabe más que nadie. Acéptalo.

Mi consejo, no pierdas ni un minuto pensando en esto. Céntrate en tu meta y disfruta de todo lo que aprenderás durante esto proceso. Os prometo que cuando le das la vuelta, puede ser apasionante. No fácil. Pero sí apasionante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s