Sobre ¡Mama mía!

Espera, espera… antes de que empieces a leer esta apasionante historia que te voy a contar, tienes que saber que aquí no encontrarás información de Abba o de Meryl Streep interpretando el papel de Donna en una isla Griega en la que una servidora se ha imaginado viviendo en más de una ocasión. Sí, es cierto, estaría genial hacer un blog hablando de la peli de Mamma Mía pero si has venido aquí buscando este tipo de información, te aconsejo que abandones la lectura. La única peli de la que te hablaré es la de mi vida y en concreto la de mi largaaaaaaaaaaaaaaaaa búsqueda por ser madre.

En realidad, en muchas ocasiones no podré darte ni los detalles de todo el proceso que seguí. Esto se debe a que cuando descubrí que teníamos problemas de fertilidad,tras un año de búsqueda muy divertido pero sin ningún positivo, nos las dimos de muy felices y no me preocupé demasiado por informarme de las pruebas, medicación y procesos por los que pasaría más adelante. Ilusa de mí, pensaba que con ir a una clínica de Reproducción Asistida y hacer un tratamiento de FIV ya lo tendría solucionado. ¡ERROR!

Tuve que pasar por un primer tratamiento de FIV y dos abortos bioquímicos para darme cuenta de que en esto de la Reproducción Asistida, las estadísticas y la información que recaba uno mismo son claves para el éxito del proyecto. Al final, las más interesadas en conseguir el deseado embarazo somos nosotras mismas y por muy buenos profesionales que nos atiendan, en mi opinión, es importante que vayamos preparadas y bien informadas para afrontar mejor el proceso y tomar mejores decisiones.

Las Clínicas de Reproducción Asistida harán todo lo posible para ayudarnos a conseguir nuestro sueño pero somos nosotras las que tenemos la responsabilidad de elegir qué camino tomaremos. Con esto me refiero a informarnos bien de las distintas clínicas, los médicos que nos atenderán, las pruebas que no nos nombran en un inicio pero que existen en caso de abortos o fallo de implantación y sobre todo, las estadísticas. Porque sí, amigas, os gusten o no las matemáticas, aquí la estadística juega un papel más importante del que os imagináis y más vale  que os vayáis familiarizando con los números para manejar mejor vuestras expectativas y emociones.

Esto es como correr una maratón, una larga carrera con algunos obstáculos pero muy apasionante a la vez. Hay muchas formas de vivirlo: cabreado, triste, con miedo, ilusión, alegría… y cada tramo es distinto. Yo lamentablemente no lo afronté demasiado bien al inicio. Decidí ponerme una venda en los ojos y no compartir con nadie la experiencia. ¡Ojalá hubiese hablado antes con alguien en mí misma situación!

Por eso, me he lanzado a contarte mi historia. Así que si estás pensando en adentrarte en el apasionante mundo de las reproducción asistida, y no lo digo en ironía, o ya estás de llena metido en él, aquí tienes una amiga para compartir tu experiencia.  ¡Bienvenida a Mama Mía!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s